Nuestra mascota representa el amor por la creación, los animales, la naturaleza y nuestro alto sentido de compromiso con ellos.

En San Sebastián  nuestro canino simboliza la lealtad, fuerza, amistad incondicional, compañía, alegría y seguridad.